Skip to content

Falafel

25 septiembre, 2011

¡Hola!

La verdad es que si a mi madre hace unos años le dicen que yo me iba a poner a cocinar garbanzos y además comérmelos, a buen seguro que hubiese tachado de majareta a quien se le hubiese dicho. Pero es que hay diferentes formas de comer garbanzos que el clásico cocido, y una de ellas es el Falafel. La receta la iba a haber publicado este jueves, pero un repentino viaje a Lisboa me impidió poder editarla y subirla, al comentarle como ese contratiempo había afectado al planning de poner el falafel en órbita uno de los jefes me preguntó si la receta era la libanesa  la israelí y la verdad es que en ningún sitio encontré cuales son las diferencias entre una y otra. Ahí va el vídeo y las instrucciones:

Ingredientes:

  • 250 gr de garbanzos
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Un poco de comino
  • Harina (para rebozar)
  • Un manojo de perejil
Antes de comenzar la receta tendremos que dejar los garbanzos en remojo durante al menos 8 horas, dejarlos en un recipiente que sea lo suficientemente grande porque los garbanzos al hidratarse se hincharán considerablemente, alcanzando prácticamente el doble de volumen. Los escurriremos y los pondremos en un vaso de batidora, o mejor aún si tenéis una batidora americana o una Thermomix. A continuación añadiremos una cebolla troceada (en 4 trozos es suficiente), un poco de comino, un manojo de perejil, un diente de ajo, pimienta y sal.
Lo batimos para que quede bien desmenuzado, si tenéis una thermomix lo podéis poner 10 segundos al 6. Lo volcamos en un bol y lo dejamos reposar en la nevera al menos 30 minutos. Después con la ayuda de una cuchara tomamos una cantidad de la mezcla, la aplastamos con las manos para que suelte el agua (mejor tener al lado un bol en el que ir dejando el agua) y formamos unas bolas que después pasaremos por harina. Idealmente habría que tener harina de garbanzo, pero como es probable que os cueste encontrarla pues se puede utilizar sin más problema harina de trigo, incluso quizá maizena.
En una olla o sartén pondremos a calentar aceite de girasol (lo suficiente como para que cubra los falafel) y cuando esté caliente los iremos añadiendo. Teniéndolos unos 3 minutos ya será suficiente (hasta que adquieren un color dorado), los retiráis y ponéis sobre papel de cocina para que absorba aceite y ya están listos para comer.
¡Hasta la siguiente!
Falafel
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: